ABOGADOS. ACCIDENTES DE TRÁFICO. INDEMNIZACIONES POR LESIONES Y DAÑOS.

 
ABOGADOS EXPERTOS EN
ACCIDENTES DE TRÁFICO Y 
RECLAMACIÓN DE INDEMNIZACIONES
POR LESIONES Y DAÑOS.
 
En este sitio encontrará informaciones
acerca de nuestro Bufete Jurídico y
nuestra actividad, podrá conocer mejor
qué hacemos y, muy especialmente,
qué podemos hacer por usted.

Ubicados geográficamente junto al
Palacio de Justicia de la ciudad de
Chiclana de la Frontera, 
prestamos nuestros servicios jurídicos
 en toda la provincia de Cádiz.

A través de esta página web nos
conocerá mejor y podrá ponerse en
contacto con nosotros en
cualquier momento que
nos necesite y requiera de
nuestros servicios profesionales.

Como ya seguro que sabe, 
la Defensa Jurídica de su Póliza
de Seguro de Automóvil
le permite designar un Abogado
de su libre elección,
asumiendo la Aseguradora
el pago de los Honorarios
Profesionales del letrado designado, 
con los límites establecidos en su póliza.

Somos, dentro de un Despacho Jurídico
más amplio, una División especializada
en la Asistencia Jurídica en  
Accidentes de Tráfico,
en Reclamación de Indemnizaciones
por Lesiones y Daños y en
Defensa Legal de Alcoholemias.

Nuestro Despacho se enorgullece
de su sólida experiencia en el
sector Jurídico, Económico,
Financiero y Tributario,
 en el que desarrolla su labor, con
una absoluta solvencia profesional
desde hace ya más de 30 años.
 
Nos consideramos como
El Bufete de Abogado de las Personas
y nos enorgullesemos de poner 
a las mismas y a su necesidad de
seguridad jurídica y tranquilidad legal
en el centro de todas nuestras
actuaciones profesionales. 
 
Experiencia
Compromiso
Soluciones
 
 
 
USAMOS COOKIES EN ESTADÍSTICAS Y MEJORA DE NAVEGACIÓN. + INFO EN PDF INFERIOR

ASISTENCIA JURÍDICA EN ACCIDENTES DE TRÁFICO. LA IMPORTANCIA DE ASESORARSE.

Si considera que usted no ha sido

el culpable del accidente y que la

responsabilidad del mismo recae

sobre el conductor del otro vehículo,

aparte del plazo de 7 días para dar

 parte del mismo a su compañia

de seguros, tendrá un plazo

de 6 meses para interponer

la pertinente denuncia penal,

si así correspondiese.

 

Si ésta denuncia penal fuese archivada

porque se considerase que los hechos

denunciados no son constitutivos de

delito, usted dispondrá de un 

plazo de 1 año para interponer

la reclamación en vía civil;

este plazo  comienza a contar 

desde que concluye la vía penal.

 

De todas formas, lo más prudente

y aconsejable es que, cuanto antes, 

ponga su caso concreto

en manos de un Abogado

quien le asesorará sobre qué

cantidad debe reclamar por

los daños sufridos,

la procedencia de iniciar

o no acciones judiciales, la viabilidad de

interponer una denuncia penal

contra la persona que Ud. considera

responsable del accidente,

así como todas aquellas cuestiones

que puedan estar vinculadas con el 

caso concreto del accidente acaecido.

 

En el caso de iniciar acciones judiciales, 

la compañía aseguradora deberá

hacerse cargo de los gastos de

Abogado elegido por usted

(dentro de los límites contenidos

en su Póliza) si, al contratar el seguro

y como suele suceder,

usted suscribió la cobertura

de “Defensa Jurídica”.

Indemnizaciones por Lesiones y Daños en Accidentes de Tráfico

Si ha sido víctima de un accidente de tráfico e independientemente de la clase de daños  que haya sufrido (personales o materiales) tiene derecho a ser indemnizado.

Para solicitar que se le abone dicha indemnización, tiene a su disposición dos opciones:
1) La extrajudicial: Sin acudir a juicio. A través de una negociación con la compañía aseguradora sobre la indemnización
2) La judicial: Se recurre a ella si el accidente pudiese constituir un delito o falta o la compañía no ofrezca una indemnización adecuada (vía civil); en estos casos habrá que interponer denuncia para que se tramite el oportuno procedimiento penal o  demanda ante los juzgados civiles en reclamación de la cantidad que se considere apropiada como indemnización; su cuantía dependerá del tipo de daños (personales y materiales) que se hayan producido y del alcance e importancia de los mismos.

Defensa en Alcoholemias y otros Delitos contra la Seguridad Vial.

Dada la grave repercusión que una condena por un delito contra la seguridad vial puede suponer en su vida diaria (retirada del carnet o licencia) es aconsejable recurrir a un profesional que le defienda en el procedimiento judicial que se iniciará contra usted, en la mayoría de los casos, como juicio rápido y que tendrá lugar, con toda probabilidad, en los dos o tres días siguientes a la comprobación de los hechos.
 
Las modalidades más frecuentes de delitos contra la seguridad vial son la conducción sin permiso o licencia, la conducción bajo los efectos de las drogas o el alcohol, y la conducción con exceso de velocidad.

CONDUCCIÓN SIN PERMISO O LICENCIA: Desde el  día 1 de mayo de 2.008 se considera DELITO conducir sin permiso o licencia. A efectos del delito es indiferente que no se disponga del permiso o la licencia por no haberlas obtenido nunca, por haber perdido su vigencia como consecuencia de una anterior pérdida de todos los puntos asignados o bien por haber sido privado del derecho a conducir por decisión judicial.
 
ALCOHOLEMIA: Es delito conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas. En relación a esta última sustancia, el legislador ha entendido que deberá ser condenado por un delito contra la seguridad vial quien condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.
 
EXCESO DE VELOCIDAD: El código penal también tipifica como delito el conducir superando en 60 km/h la velocidad permitida en vía urbana y en 80 km/h en vía interurbana.
 
La condena por conducir sin permiso o licencia o bajo la influencia de las sustancias antes referidas o con el expresado exceso de velocidad consistirá alternativamente  en una pena de prisión, una pena de multa o una pena de trabajos en beneficio de la comunidad. Los supuestos de conducción  bajo la influencia de drogas o alcohol, o con exceso de velocidad, conllevan además, OBLIGATORIAMENTE,  la pérdida de su derecho a conducir en un plazo que puede ir de 1 a 4 años.
 
 
            Es también importante que tenga presente que la NEGATIVA A SOMETERSE A LAS PRUEBAS DE DETECCIÓN ALCOHÓLICAS O DE DROGAS puede ser considerado delito y que el mismo se castiga con penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

El Respaldo de un solvente Despacho Jurídico

Pinchando en el siguiente enlace podrá descargarse, en formato PDF, una Presentación de los Servicios Profesionales Globales de LegalGemp Consultores, Abogados y Asesores.